Menú Principal

Telemedicina Asincrónica

A través de la Unidad Hospital Digital (HD), el Departamento de Salud Digital entrega soluciones de telemedicina a los 29 Servicios de Salud del país. En el caso de la telemedicina asincrónica, ésta se entrega entre profesionales de la salud quienes luego entregan la respuesta a las personas.

En este caso, el paciente acude a un médico u odontólogo general de la APS quien puede derivarlo a un especialista a través de la plataforma de telemedicina de Unidad Hospital Digital  y realizar la teleinterconsulta. Luego, en un plazo promedio de cinco días se recibe la respuesta del especialista en la misma plataforma de Salud Digital donde se indica el diagnóstico, conducta terapéutica o indicaciones a seguir. El médico de APS cierra el proceso cuando entrega la información al paciente.

Esta modalidad de atención se encuentra disponible para las siguientes especialidades: dermatología, nefrología, diabetes, geriatría, patología oral y ortodoncia.

 

Implementación y más información

En la atención profesional asincrónica, el paciente es atendido por un médico general en la Atención Primaria de Salud (APS), quien determina si es necesario consultar con un especialista. En estos casos él realiza una teleinterconsulta, mediante la plataforma de Salud Digital especialmente diseñada para tal efecto.

En estos casos el facultativo debe incluir todos los datos solicitados por el especialista quien, en la misma plataforma, revisa el caso y le entrega las indicaciones para el tratamiento, las que pueden incluir solicitud de exámenes adicionales o la derivación a una atención presencial (contrareferencia). Las indicaciones le llegarán al médico general de APS mediante la misma plataforma HD- para que éste finalmente se las entregue al paciente.

El viaje del paciente puede comenzar desde los siguientes puntos de la red asistencial: interconsulta (IC) desde APS, desde otra especialidad (nivel secundario), consulta directa desde la plataforma de Hospital Digital o a través de la red de vigilancia.

Posterior a esta derivación se realiza la consulta de especialidad, que a su vez puede resultar en una de las siguientes indicaciones médicas: contrareferencia a APS (para solicitar más antecedentes, para modificar terapia o para indicar tratamiento y/o exámenes), derivación a consulta presencial en la Red Secundaria, interconsulta con otra especialidad o una derivación a un Servicio de Urgencia.

Todo el proceso de implementación es apoyado con un plan de capacitación que resulta sumamente relevante ya que implica gestión del cambio.